Villa Iluminada

villa iluminada

El paseo de las villas es lo más interesante de Benicasim, el lugar en el que debe fotografiarse el turista.

Sí, de todo el paseo, Villa Iluminada es mi casa preferida, es una elección hecha de promesas y de reivindicaciones. Queda entre El Barco y Somar. El Barco imita el estilo del Miami del art decó, líneas curvas, marquesina de hormigón, aunque el tono de pintura es sobrio, más  “noucentista”. Somar huele a jazmín y tiene un jardín precioso, no aparece en las guías porque es una jovenzuela. La zona fue llamada La Corte Celestial para señalar su perfil más tranquilo que el de las villas de la zona de Voramar. En la actualidad, al que acostumbre a deambular por el paseo le parecerá que es al revés.

Villa Iluminada se ha ido deteriorando en los últimos veinte años, hasta amenazar ruina. Sus propietarios la abandonaron, talaron el pinar que tenía detrás, en la trasera que da a la calle La Corte. Era una maravilla, pinos altos, de diez metros, y frondosos, cobijaban intrépidas ardillas. En serio, ardillas saltarinas. Tras la tala, quedó triste. Los que la hemos conocido antes sentimos nostalgia. Los pinos volvieron a brotar y fueron de nuevo cortados. El porche de la entrada principal, la que da al paseo, que en este punto corre bajo la denominación de Bernat Artola, está apuntalado con un laberinto de barras a modo de andamio. Es como tener un Velázquez en casa y exponerlo en el suelo del jardín o en el cuarto de juegos para que se deteriore. Una vez estropeado es más sencillo tirarlo a la basura sin remordimientos. El tejado resiste, fuerte, rústico, color terrazo. Si algún día hay una reforma espero que no lo cambien. El Ayuntamiento  expedientó a los propietarios, según el BOP de 20 de mayo de 2006 por tala sin licencia de pinus halepensis. Las palmeras que dan al paseo han muerto, supongo que nadie combatió la epidemia del picudo rojo que ha menguado su presencia en el paseo. Un municipio serio no permitiría ese trato a su patrimonio.

Aparenta ser un edificio de una planta, pero tiene dos, que podrían ser tres. A la planta baja, se une un amplio sótano y unas golfas. Villa Iluminada es una construcción mediterránea, sencilla, blanca, sin elementos decorativos, apenas unas molduras. Sus posibilidades son inmensas.

El nombre viene de Iluminada Pérez, casada con un Vallet.

You may also like