Tele y Salva

teleysalva

Situadas lado Valencia, mirando a Barcelona, dos pantallas gigantes en una animada terraza ofrecen todas las retransmisiones deportivas que son televisadas. Tele y Salva es un buen sitio para los futboleros. Supongo que Tele viene de televisión, porque es el elemento principal. Su colocación ha requerido el servicio de tres camareros, que visten la clásica y desaliñada camisa blanca de manga corta y el pantalón negro de pinzas, es cansado y difícil ser original, el uniforme me está bien. Sí, los aparatos son grandes. Preparan dos altares. Sobre una mesa con mantel, colocan una caja de plástico, de esas en las que se venden las frutas. Tapan la caja con un mantel azul y colocan la televisión encima.

Esta noche, en cada tele hay un partido. El toldo es blanquiazul, las sillas de plástico blanco y los fluorescentes dan luz blanco laboratorio.

Los espectadores de uno y otro partido miran atentos su pantalla, salvo que haya un gol que ver en la otra. Bueno, un niño polaco mira los dos partidos a la vez. Colocado entre los dos grupos, comenta las jugadas y los futbolistas con los aficionados de los distintos equipos. El resto de las mesas, las que sobreviven al fervor deportivo, más alejados, en el lado Barcelona, miran de reojo nuestras emociones.

Cuando me despido, el camarero bajito que nos ha servido me saluda, me dice que conoce a Fede y que ha jugado conmigo en el fútbol en el Chencho. Le creo.

El restaurante, en los bajos de los Apartamentos Las Islas, en el animado cruce de avenida Ferrandis Salvador con calle Ribalta, tiene vida de bar, la de los solitarios haciendo un alto para tomar un cortado por la mañana, la de los amigos tomando cañas al aperitivo, la de los jugadores de domino por las tardes, y la de paellas para llevar al mediodía.

You may also like